Skadi
Diosa de la caza, el esquí, el invierno y las montañas

El nombre de Skaði podría significar “daño” o “diosa del infierno” o incluso el origen del nombre “Escandinavia”. Era una gigante y Diosa asociada a la caza con arco, el esquí, el invierno y las montañas. Está dentro del grupo de Diosas a menudo conocidas como “novias Jötun”, ya que no es de origen divino, si no que es la hija de un Jötun (gigante) llamado Thjazi.

Las historias de Skaði empezaron cuando se enteró de la muerte de su padre a manos de los Æsir. Terriblemente furiosa, decidió poner rumbo a Asgard para tomar venganza, y se dice que incluso Odín estaba temeroso de enfrentarse a ella. Para satisfacerla, ella puso varias condiciones:

La primera era hacer que los Dioses la hicieran reír. Podría parecer fácil, pero no, ya que era una Diosa muy indiferente y era complicado hacerla reír. Aún así, Loki lo consiguió: ató una cuerda a la barba de una cabra y el otro extremo a sus testículos. Tanto la cabra como Loki se acercaron entre sí y gritando con fuerza Loki cayó sobre el regazo de Skaði, lo que la hizo reír. 

Tras cumplir con la primera condición, Odín ofreció a Skadi poner los ojos de su padre en el cielo como dos estrellas y permitirle casarse con un Dios. Pero Odín también le puso una condición: Skaði sólo podría ver los pies de los pretendientes al momento de elegir.

Skadi pies
Skaði, eligiendo a su marido por el aspecto de sus pies

Y así fue… colocaron a los Dioses tras una cortina que ocultaba todo el cuerpo, a excepción de sus pies. Skaði deseaba poder elegir a Baldr, el más bello de los Dioses, pero en su lugar, se enamoró de un par de pies diferentes. Al escoger, se dio cuenta que el elegido era Njörðr, uno de los Vanir y deidad de los mares. La piel de Njörðr estaba maltratada por el largo tiempo en el mar y olía a sal. Ella no estaba del todo satisfecha, pero era una Diosa honorable y de palabra, de modo que aceptó los términos del acuerdo, casándose con Njörðr.

La relación no duró demasiado. Skaði quería vivir en Thrymheim, el reino en las montañas de Jötunheim que pertenecía a su padre, pero Njörðr deseaba quedarse en el mar, en su residencia de Noatun. Como no llegaban a un acuerdo, hicieron un pacto: pasarían 9 noches en Thrymheim y otras 9 noches en Noatun, alternando.

Cuando Njörðr regresó a su residencia, admitió que no le gustaban las montañas, prefiriendo el canto de las gaviotas a los aullidos de los lobos. En cambio, Skaði le explicó que no era capaz de dormir en Noatun por los sonidos de las gaviotas. Finalmente se separaron, y Skaði regresó a Thrymheim.

Al romper la relación, Skadi se casó con Odín, y tuvieron varios hijos, incluyendo a Sæming, ancestro de la dinastía real y de los duques y condes de Noruega. Skaði es considerada la Diosa de las mujeres independientes, la patrona especial de las madres solteras y las mujeres que hacen cosas que normalmente se asocian a ser masculinas por la sociedad, como por ejemplo de las mujeres guerreras, las Skjaldmö’s.

WhatsApp chat