Rueda del año celta

 

El calendario celta es un calendario lunisolar, es decir, intenta juntar o conciliar los ciclos de la luna con los ciclos solares

 

Los días tenían 24 horas, al igual que hoy en día, pero con la diferencia de que para los celtas, el día comenzaba a la puesta de sol, mientras que para nosotros, los días empiezan a las 00:00 de la noche. De esa manera, la primera mitad del día sucedía durante la noche, y la segunda parte del día, durante las horas de sol. Este dato es importante, pues como ya veremos, los celtas siempre empezaban sus ciclos durante la etapa oscura.

 

Las quincenas. Cada mes tenía dos quincenas. La primera quincena tenía 15 días, mientras que la segunda tenía entre 14 y 15 días. La división de las quincenas se hacían a través de la luna llena, algo que los celtas llamaban “Atenoux”. Así, la primera quincena terminaba con la luna llena, dando paso a la segunda quincena cuando ésta estaba completada.

 

Los meses. Los meses celtas se medían por ciclos lunares, por lo tanto, cada vez que la luna completaba su ciclo, se cumplía un mes. Aunque existe controversia sobre cuando empezaba el ciclo lunar para los celtas, la opinión mayoritaria es que era durante su fase de crecimiento o luna nueva. De esa manera, los meses celtas eran variables, ya que el ciclo lunar tarda unos 29’5 días en completarse, y a la larga, terminaba habiendo desajustes con respecto al ciclo del sol.

Los meses de 30 días eran llamados “Meses Afortunados”“Matox” mientras que los meses de 29 días se conocían como “Meses Desafortunados” o “Anmatox”.

Los celtas tenían 12 meses fijos y 2 meses especiales. Lo de especiales, es porque no se celebraban todos los años, y esto es a causa de lo que antes se mencionaba: el desajuste de los ciclos de la luna con los ciclos solares. Para contrarestar este desfase, los celtas utilizaban estos meses para cuadrar su calendario.

Como sabéis, la Tierra tarda 365 días en completar una vuelta al sol, mientras que la luna, realiza una vuelta entera a la Tierra en unos 28’5 días. Al multiplicar 28’5 x 12, la suma es de 354 días. De esta manera, tenemos un año solar que tiene 365 días, mientras que el año lunar cuenta con 354 días, habiendo una diferencia de 11 días entre ambos. Este desfase ha sido un quebradero de cabeza para todas las civilizaciones de la historia que han contado con un calendario lunisolar. Este  desajuste de 11 días, provocaría que en 2 años hubieran 22 días de desajuste, y en años, 33. Y es ahí donde entran los meses especiales. Cada dos años y medio, se utilizaba de forma alterna uno de esos meses, solucionando así el problema. Si en 2 años y medio se utilizaba el mes de Mid, a los dos años y medio siguientes se utilizaría Ciallos Bis Sonnocingos. De esa manera, todas las festividades celtas quedaban encuadradas en sus respectivos meses.

 

El año. El año celta comenzaba durante el equinoccio de otoño o Samhain. Los celtas dividían el año en dos partes: la mitad oscura y la mitad de luz. Para los celtas, Samhain marcaba el inicio de la época oscura del año, y por lo tanto, el nuevo año, cumpliéndose así la misma filosofia que con el inicio de los días (noche – día / oscuridad – luz). 

El año celta estaba compuesto de los meses que se detallan a continuación:

1- Samonios (Octubre – Noviembre). Era el mes en que se celebraba Samhain, y su significado es “Fin del verano”.

2- Dumannosios (Noviembre – Diciembre). Su significado es “oscuro”.

3- Rivros (Diciembre – Enero). Su significado es “escarcha”.

4- Anagantios (Enero – Febrero). Su significado es “Tiempo de estar en el hogar”.

5- Ogronios (Febrero – Marzo). Su significado es “mes frío”.

6- Cutios (Marzo – abril). Su significado es “lluvia y viento”-

7- Giamonios (Abril – Mayo). Su significado es “fin del invierno”. En este mes se celebraba la festividad de Beltane.

8- Simivisonnacos (Mayo – Junio). Su significado es “mes brillante”.

9- Equos (Junio – Julio). Su significado es “caballo”.

10- Elembivios (Julio – Agosto). Su significiado es “venado / ciervo”. En este mes se celebraba la festividad de Lughnassadh.

11- Edrinios (Agosto – Septiembre). Su significado es “fuego / tiempo caluroso”.

12- Cantlos (Septiembre – Octubre). Su significado es “tiempo de cantar”.

Meses especiales:

-Ciallos Bis Sonnocingos. Se situaba antes de Giamonios.

-Mid. No se conoce el nombre completo de este mes, pero si donde se situaba en el calendario: antes de Samonios.

Calendario de Coligny, descubierto en Francia en 1897, a partir del cual se ha reconstruido el calendario celta

Festividades

Las festividades celtas marcaban los momentos astrológicos más importantes del año: los solsticios y los equinoccios, y las lunas llenas que hay entre ambos, y además, cada una estaba relacionada con los ciclos de la naturaleza, algo que en la cultura celta era sagrado y de vital importancia.

Samhain (Año nuevo celta, Última Cosecha, Noche Ancestral, Fiesta de los Muertos, Todos los Santos, Halloween) – 31 de octubre / 1 de noviembre. Leer más.

Yule (Solsticio de Invierno, Navidad) – 21 / 23 de diciembre. Leer más.

Imbolc (Día de Brígida, Candelaria) – 1 / 2 de febrero. Leer más.

Ostara (Equinoccio de Primavera, Festival de los Árboles, Pascua) – 21 / 22 de marzo. Leer más.

Beltane (Día de Mayo) – 1 de mayo. Leer más.

Litha (Solsticio de Verano) – 21 / 23 de junio. Leer más.

Lughnasadh (Lammas, Primera Cosecha) – 1 de agosto. Leer más.

Mabon (Segunda Cosecha, Equinoccio de Otoño) – 21 de septiembre. Leer más.

WhatsApp chat