Mascara de Odín

Odín, en nórdico antiguo Óðinn, o también Wotan, es el Dios principal de la mitología nórdica. Muchos dioses, como Thor “Dios del trueno”, o Baldr “Dios de la belleza y la luz”,  son descendientes suyos.

Es el padre de todos los Dioses, llamado Alfadir o Allfather, o Padre de Todos. Vive junto a los dioses Æsir en el reino de Asgard.

Odín tiene el aspecto de un anciano, vestido con un manto rayado de varios colores, porta un sombrero y lleva un bastón en la mano, que se dice que es la lanza personificada de Odín. Lleva una barba larga y sólo tiene un ojo, ya que el otro lo sacrificó por el Don de la sabiduría.

Pese a este aspecto afable, según la mitología nórdica, Odín se caracteriza por ser un “cambiaformas” un gran experto en el arte de la transformación.

En las batallas con enemigos de cierto nivel, utiliza una máscara para luchar, la cual se dice que es terrorífica, y que los enemigos se retiran al instante sin luchar siquiera. De esta manera Odín se guarda toda su energía para tareas mas agradables para si mismo, ya que, además de ser el Dios de la guerra y la muerte,  lo es de la sabiduría y el conocimiento, de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Odín es un Dios invocado, renacido en nuevas religiones neopaganas como el Asastrú o el Odinismo.

La Mascara de Odín es un fiel amuleto, y se utiliza para pedirle tenacidad, pasión, sabiduría y fuerza para superar los obstáculos.

WhatsApp chat