Style Selector
Layout Style
Boxed Background Patterns
Boxed Background Images
Color Scheme
Baldr

Baldr es conocido como el Dios de la luz, el amor, la paz, la justicia, el perdón y la verdad. Es hijo de Odín y de Frigg. Está casado con Nanna, con quien tiene un hijo llamado Forseti.

Es admirado principalmente por su impresionante belleza, pero también por su sabiduría y talento, provocando así la envidia de otros Dioses. 

Vive en su morada llamada Breidablik, un lugar puro, limpio y libre de todo mal, aunque vive atormentado, ya que tiene el don de ver el peligro a través de sus sueños.

Su madre, Frigg, tiene el poder de ver los sueños de Baldr, y fue así cómo interpretó que su hijo iba a morir si no intercedía por él. Así pues, decidida en salvar a su hijo y librarle de sus pesadillas, hizo prometer a toda criatura viviente, a todo objeto y a toda arma, que jamás le harían daño a Baldr.

Mientras tanto, Loki estaba resentido porque sus hijos Fenrir, Jörmundgander y Hela habían sido raptados por los Dioses para que no maltratasen ni a estos ni a los humanos. Por lo tanto, Loki decidió matar a Baldr como venganza.

Durante mucho tiempo, Loki vagó por todo el mundo en busca de algo que no hubiese prometido no herir a Baldr, y cuando por fin perdió la esperanza, ya que no encontraba nada ni a nadie que quisiera herir al preferido de Odín y de Frigg, decidió acudir a la propia Frigg en busca de respuestas.

Para llevar a cabo su plan, Loki se transformó en una inofensiva y amable anciana. Una vez transformado, se dirigió a Frigg, y no cesó de molestarla hasta que le reveló que la única cosa que no le prometió no dañar a su hijo, era el muérdago. Loki se dirigió al bosque, talló una gran rama de muérdago e hizo una flecha con ella.

Como Frigg había hecho prometer a toda criatura o arma que no dañaría a Baldr, él se creyó invulnerable a todo e ideó un juego: pidió a los dioses que le arrojaran cuantos objetos dañinos quisieran, ya que nada lograría herirlo.

muerte de bald
La muerte de Baldr, de Eckersberg (1817)

Durante el juego, Loki le dio la flecha hecha de muérdago a Höðr, el hermano ciego de Baldr. Höðr era totalmente ajeno a las intenciones de Loki, y en el furor del juego, en que nada ni nadie podía herir a su hermano, aceptó la flecha que le entregó Loki, pensando que no le dañaría, pues era imposible. Loki le ayudó a disparar el arco.

Desgraciadamente, la flecha de muérdago le atravesó el pecho, y Baldr murió en el acto.

 

Consecuencias:

La muerte de Baldr será el primero de una serie de eventos que llevará a la destrucción de los dioses en el Ragnarök.

Al verse privados de la luz y la verdad que encarnaba Baldr, el Ragnarök será anunciado ante los dioses. Cuando Baldr cayó, los dioses quedaron mudos, y no había en ellos fuerzas para levantarlo. Nadie tomó venganza. No podían tomar venganza sobre nadie en ese lugar, porque el lugar era sagrado. Sin embargo, por este acto, Odín y la giganta Rindr concibieron a Vali, quien se hizo adulto en un solo día y asesinó a Höðr.

Baldr fue incinerado ceremonialmente en su barco, Hringhorni, la mayor de todas las naves. Mientras era llevado al barco, Odín le susurró algo en el oído.

Nanna, la esposa de Baldr, se consumió tanto de pena por la muerte de su esposo, que se arrojó al barco funerario con el cadáver de su amado. También fueron quemados el caballo de Baldr y todas sus pertenencias.

Frigg, en un último intento por recuperar a su hijo, prometió sus favores a quien descendiera a Hel para recuperar a su hijo. De este modo, tras nueve días y nueve noches de travesía, Hermod, montando en Sleipnir, llegó a Helheim para ver si Baldr podría ser resucitado. Hela le informó que si todos los seres y cosas del mundo lloraban por Baldr, ella le dejaría ir. Y así lo hicieron, todas excepto una giganta llamada Thok, quien rehusó llorar por el dios asesinado.

loki and siggy
Siggy protegiendo a Loki. Mårten Eskil Winge (1863)

Cuando los dioses descubrieron que la giganta era en realidad Loki disfrazado, lo cazaron y lo ataron a tres rocas. Luego ataron a una serpiente sobre él, de la cual goteaba veneno sobre su cara. Su esposa, Siggy, protege la cabeza de Loki frenando las gotas venenosas con un tazón, pero de vez en cuando, al llenarse, tiene que ir a vaciarlo… de tal manera que algunas gotas del veneno caen irremediablemente sobre Loki, que al retorcerse de dolor, es el causante de los terremotos.

Sin embargo, se liberará a tiempo para comenzar el ataque a los dioses en el Ragnarök.

El destino de Baldr en el Ragnarök:

Baldr no podrá participar en el Ragnarök, pues su muerte habrá sido uno de los eventos que finalmente lo provocarán. Sin embargo, tras el Ragnarök, Baldr resucitará, y junto a los hijos de Thor, gobernará un nuevo mundo, libre de mal, puro, en paz y armonía, en el cual relevará a su padre, Odín, como dios de dioses.

Inicio   |   Mitología   |   Los Æsir

WhatsApp chat