Trisquel

El Trisquel, llamado también Triskel, Triskelion, Triskele, Trikele o Trinacria es un símbolo celta formado por tres espirales del mismo tamaño, que giran en el mismo sentido y que se unen entre si por su extremo exterior en un punto central.

El tres es el número más sagrado para la cultura celta, y representa la perfección y el equilibrio, la trinidad entre mente, alma y cuerpo.

Según la cultura celta, los druidas eran los únicos que podían portar este símbolo sagrado y mágico que para ellos representaba varias cosas:

– El aprendizaje perpetuo 
– El pasado, el presente y el futuro.
– El equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu
– El principio y el fin
– La evolución y el crecimiento
– El aire, el agua y la tierra 
– La eterna evolución.

Era utilizado por su capacidad sanadora, para curar heridas y aliviar fiebres, y por tanto, como talismán.

Por su forma, al Trisquel se le da la capacidad de equilibrar las energías corporales, regenernando energías positivas, evitando así los desequilibrios, tanto psíquicos, como físicos, creando al portador bienestar, salud y protección.

Representaciones de las espirales:

La primera espiral representa las sensaciones y los sentidos (los límites y las capacidades del cuerpo)

La segunda espiral representa la conciencia y la razón (el camino de las ideas y el pensamiento)

Y la tercera espiral, representa el duro camino del alma (aprendiendo del mundo del espíritu y de los Dioses).

WhatsApp chat